«El uso del Triptófano en niños y adolescentes con ansiedad». En directo con el experto neuropediátra Dr. Manuel Antonio.

En este 5º y último directo del 2022 hablamos del Triptófano y su uso en niños y adolescentes con ansiedad con el Dr. Manuel Antonio Fernández «El Neuropediátra».

 

5º Directo del día 28 de noviembre de 2022 en el cual tenemos como invitado al Dr. Manuel Antonio Fernández. El Dr. Fernández es Neuropediatra experto en Trastornos del Neurodesarrollo (TND) y Director del Instituto Andaluz de Neurología Pediátrica (INANP).

En esta ocasión hablamos de: «El uso del Triptófano en niños y adolescentes con ansiedad». A continuación los puntos clave tratados en el evento.

 

1.¿Qué son los trastornos de ansiedad?

 

Los trastornos de la ansiedad son uno de los trastornos psiquiátrico mas frecuente en la edad juvenil desde la infancia hasta la adolescencia con una prevalencia estimada de entre un 10 y un 20%. De aquí la importancia de identificarlos y abordarlos de la manera más temprana posible.

Podemos decir que la ansiedad es una alteración de la percepción que tenemos de nuestro entorno en relación a las expectativas que teníamos respecto a una situación concreta o futura ya sea por exceso o por defecto. Planteando la ansiedad de esta manera, nos encontramos con niños y adolescentes que tienen importantes diferencias entre lo que ellos esperan o creen que vaya a ocurrir en su día a día o en un hecho concreto, y lo que realmente ocurre. Esta expectativa la viven con una enorme ansiedad que manifiestan de la forma más variada.

En los últimos meses y sobre todo después de la pandemia, las dificultades relacionadas con los trastornos del estado de ánimo, estrés, y ansiedad, han aumentado muchísimo afectando a la calidad del sueño y, en general, a la calidad de vida de los niños y de sus familias.

Según informa el Dr. Fernández, cada vez es más frecuente encontrar algún problema de ansiedad junto a problemas del sueño como comorbilidad o trastorno añadido en niños con Trastornos del Neurodesarrollo (TND).  

El experto añade que: «Todo lo que hoy en día está asociado con aparatos electrónicos, cambios de horarios, y la sociedad de la inmediatez está generando importantes alteraciones en los procesos de regulación de neurotransmisores como la serotonina. Esto está influyendo de manera muy negativa en el desarrollo de estos niños».

 

2.¿Cómo se presentan los trastornos de ansiedad y que consecuencia tienen en el día a día? 

 

Es muy importante destacar que en la inmensa mayoría de los casos la ansiedad en niños no se presenta de la misma forma que en los adultos (nerviosismo, taquicardia, temblor, sudoración) si no que se manifiesta a través de patrones de conducta como:

  1. Irritabilidad.
  2. Cambios de conducta y de humor.
  3. Inseguridad.
  4. Actitud negativista e incluso desafiante.
  5. Rechazo a la comunicación o a relacionarse.
  6. Enfadarse con mucha facilidad (muchas rabietas).
  7. Responder de forma desproporcionada a los estímulos.
  8. Dolor abdominal, dolor de cabeza,
  9. Morderse las uñas, pellizcarse las manos, jalarse los pelos.

Estas formas de actuar, reaccionar, y relacionarse en muchos casos son difíciles de asociar a un trastorno de ansiedad o porqué tanto en el hogar como en la escuela no nos damos cuenta de que ocurren, o porqué se suelen confundir con trastornos conductuales y enfados temporales propios de su edad. En todo caso el Dr. Fernández nos da algunas recomendaciones:

  1. Estar alerta. En primer lugar siempre prestar atención a estos comportamientos pecando mas de exceso que de defecto ya que, además, una de las características que tienen estos niños y adolescentes es que no verbalizan lo que sienten y sus problemas (por ejemplo en los casos de acoso escolar los últimos en enterarse son los padres).

  2. Hacer preguntas especificas. Nosotros como adultos tenemos que ser capaces de reconocer estas llamadas de atención que nos hacen los niños a través de estos cambios de conducta. En este punto es importante formular preguntas concretas sobre como ha ido su día evitando las preguntas abiertas.

  3. Buscar ayuda sin dejar pasar el tiempo. En tercer lugar siempre deberíamos consultar con un especialista cada vez que estas situaciones se hacen incomprensibles, se vuelven rutinarias e intensas al punto que a los padres les resulta difícil controlarlas.

El neuropediátra añade que los trastornos de ansiedad en niños afectan tanto a nivel físico como a nivel cognitivo influyendo negativamente en el rendimiento escolar y en la calidad del sueño problemas de conciliación y alteración de los ciclos de sueño REM).

 

3.¿Qué tipos de trastornos de ansiedad existen en la infancia y en la adolescencia?

 

Dependiendo del perfil del paciente tenemos trastornos por vinculo de apego que se presentan por ejemplo cuando sus padres trabajan fuera y los niños tienen que quedarse a cargo de un familiares y cuidadores, o son niños con padres separados cuando no establecen o no mantienen las mismas rutinas en cada domicilio.

Otros cuadros de ansiedad pueden tener su causa en una serie de presiones sociales externas que vivimos en el día a día, como por ejemplo:

  • Acoso y ciberacoso escolar o social.

  • Niveles altos de estrés y presión social o a nivel de objetivos tanto por partes de padres como de los educadores. Estas situaciones pueden desencadenar cuadros de autolesión (trastornos lesivos no suicidas).
  • Sensación de ausencia del yo y falta de reconocimiento del vinculo social en la adolescencia.

  • Falta de seguridad y orientación por parte de los padres. «No hay nada que genere más estrés en un niño que la falta de certezas y la inestabilidad en los hábitos y las rutinas del día a día»
  • Tipo de sociedad en que vivimos. Como sociedad hemos pasado de sentirnos una comunidad a ser familias o conjuntos de individuos aislados incluso en nuestras propias viviendas. En este aspecto «las redes sociales hoy en día nos han acercado a los que tenemos lejos pero nos han alejado mucho a los que tenemos cerca».

Entrando más en causas puramente medicas, existen tambien diagnósticos de ansiedad como el trastorno de ansiedad generalizada o de crisis de pánico.

 

4.¿Cómo influye el uso excesivo de dispositivos electrónicos en la calidad de vida de estos niños?

 

Para el Dr. Manuel Antonio los móviles «se comen literalmente las neuronas» por diferentes motivos;

  1. En primer lugar el uso de dispositivos electrónicos genera siempre una conducta adictiva al tratarse de estímulos audiovisuales repetitivos, rápidos, de alta intensidad, e ilimitados en el tiempo.

  2. Estos factores contribuyen a crear un «coctel explosivo» que favorece el aumento de los niveles de dopamina en el cerebro y la sensación de recompensa mantenida intensamente a largo plazo.

  3. Esto crea sensaciones de privación cuando se dejan de usar, un circulo vicioso de «cuanto más lo uso más quiero tenerlo».

  4. El uso desmesurado e incontrolado de dispositivos electrónicos hace que estos niños vivan en una realidad virtual en la cual:

    • Quedan aislados de su entorno.

    • La comunicación con sus padres se reduce.
    • Las relaciones con los demás desaparecen.

    • Existen solo «contactos» en lugar de amigos.

El Dr. Manuel Antonio relata haber tenido muchas consultas de niños con sintomatología aparentemente de TND debido a un uso desproporcionado (8-10 horas) de móvil, tablet, ordenador, televisión durante la pandemia y pospandemia. Y en todos estos casos los niños presentaban:

  • Niveles de ansiedad anticipatoria (demandan siempre más estímulos cuando se les está acabando uno).

  • Unos ciclos de melatonina y de sueño-vigilia alterados por la perdida de la noción del tiempo, y consecuentes problemas de sueño.

 

5.Efecto de la ansiedad en la calidad del sueño. 

 

En una sociedad donde todo trascurre muy rápidamente, los niños que pasan el día estresados tendrán niveles de serotonina y dopamina alterados. Si estos niveles se mantienen en el tiempo se estabilizaran haciéndoles vivir con ansiedad durante muchos días y muchas horas en el día.

Altos niveles de estrés y de ansiedad en niños, que ya de por si no regulan muy bien sus inquietudes y su nerviosismo, implican problemas a la hora de irse a dormir. Cuando se llevan el móvil a la cama los niveles de ansiedad siguen altos o incluso aumentan y se inhibe la producción endógena de melatonina generando un  circulo vicioso.

La alteración del ritmo circadiano (ritmo sueño-vigilia) afecta negativamente tanto a la calidad del sueño con sueño muy fragmentado por mirar el móvil hasta muy tarde e incluso durante la noche, como al rendimiento escolar durante el día siguiente debido al cansancio por falta de sueño.

 

6.Recomendaciones y pautas para los padres. El uso del Triptófano para mejorar al respuesta al estrés.

 

Una vez identificado el trastorno de ansiedad y su causa, los padres deben «convertirse en expertos» dentro de lo posible tratando de:

  1. Entender como funcionan estos mecanismos de regulación cerebral, por qué se dan y por qué se mantienen y que podemos hacer para disminuir estos niveles de estrés y de ansiedad.

  2. Realizar una buena rutina de sueño y mantener una correcta alimentación.

  3. Reducir la vida sedentaria y fomentar la actividad física con deporte y ejercicio posiblemente al aire libre como se ha hecho siempre. Vivimos mejor cuando hacemos ejercicio.

  4. Regular el uso de dispositivos electrónicos desde muy pequeños.
  5. Hablar con los niños para saber cuales son sus preocupaciones y sus miedos y entender el motivo.

  6. Apoyarse en suplementos naturales como melatonina y triptofano.

El Triptófano es un aminoácido esencial (tenemos que adquirirlo a través de la dieta) que cuando lo metabolizamos en nuestro organismo se transforma en Serotonina aumentando así su nivel en nuestro cuerpo.

La serotonina tiene varios funciones y beneficios:

  1. Nos ayuda a gestionar y tolerar situaciones de estrés emocional (tanto internas como externas) de una forma mucho más fluida y sin respuestas negativas a las mismas.

  2. Regula el estado de ánimo y el sueño.

  3. Contribuye a regular el apetito que se altera en momentos de ansiedad.

  4. A largo plazo nos permite reconducir y remodular las alteraciones de neurotransmisores que se hacen estables cuando los procesos de ansiedad se mantienen mucho en el tiempo. El aporte externo de serotonina consigue regular estos procesos a medio plazo.

Si los nivel de ansiedad son muy altos, también hay que contar con el apoyo de psicólogos, neuropsicólogos, y a veces con especialistas en sueño si es necesario.

 

7. Beneficios del Triptófano, suministro y dosis.

 

A diferencia de la melatonina que es muy conocida por familias y profesionales, otros suplementos como el magnesio, la L-teanina, y el triptófano son menos conocidos. De hecho el triptófano podemos decir que empezó a usarse en horario nocturno junto a la melatonina con la finalidad de ayudar a conciliar y a reducir la fragmentación del sueño para lograr un descanso continuo y de mejor calidad.

El triptófano en presentación única (solo triptófano) se ha empezado a usar por la mañana antes del desayuno para mejorar los problemas de ansiedad en niños. En niños con problemas del neurodesarrollo que presentan síntomas más intensos y necesitan un apoyo extra en el horario de tarde, se puede suministrar tambien una dosis al medio día para alargar el efecto. Hoy en día la presentación en polvo es fácil de suministrar tanto diluido en agua como en zumo.

En cuanto a la dosis el experto normalmente recomienda dosis entorno a los 300 mg. en niños con peso inferior a los 30 kg, y de 600 mg. para pesos superiores o en adultos. Con mucha frecuencia, los padres de niños con ansiedad tambien presentan dificultades de ansiedad, estrés, y de animo. Para ellos se ha visto que el triptófano es de gran ayuda y sustituye los ansiolíticos.

Dependiendo de la intensidad de los síntomas la duración del tratamiento puede variar entre 3 y 6 meses pudiéndose incluso suministrar de forma prolongada en niños con TDAH y TEA sin ningun tipo de riesgo. El triptófano puede usarse de forma repetida si vuelven a aparecer los procesos ansiosos ya que no crea ningún tipo de adición, dependencia, y no inhibe la producción endógena de serotonina.

En la experiencia del Dr. Manuel Antonio, el efecto del suplemento a base de triptófano es positivo, eficaz, seguro, y se empieza a ver a los pocos días como muchos padres le han comentado en las consultas. 

Puedes volver a ver el directo todas las veces que quieras clicando en este link.