«El sueño en niños con TEA». En directo con los expertos neurólogos Dra. Mariana Moreno y el Dr. Marcos Madruga.

En este cuarto encuentro tratamos los problemas del sueño en niños con Trastorno del Espectro Autista (TEA) con dos expertos neurólogos, la  Dra. Mariana Moreno y el Dr. Marcos Madruga.

 

En el 4º Directo del día 24 de noviembre de 2022 hemos invitado a la Dra  Mariana Moreno y al Dr Marcos Madruga en calidad de moderador de la charlas. Ambos invitados son Neuropediatras del Centro de Neurología Infantil Neurolinkia de Sevilla y del Centro Pediátrico de Sevilla.

Hemos hablado de: «El Sueño en niños con TEA» y a continuación los puntos clave tratados en la charla.

 

1. ¿Cuál es el impacto de los Trastornos del Sueño en niños con TEA?

 

  • Según diferentes estudios la prevalencia de Trastornos del Sueño (TS) en niños con Trastornos del Espectro Autista (TEA) es de hasta un 80% y constituyen un problema de salud importante tanto para ellos como para las familias.

  • El TEA se caracteriza por una serie de síntomas «fácilmente identificables» que hacen difícil el día a día de estos niños:

    • Dificultad para interaccionar con otros niños o con adultos.
    • No responden a su nombre.
    • Dificultad en entender bien las órdenes.
    • Habitualmente presentan un patrón de conducta muy rígido y repetitivo.
    • Frecuentes problemas de lenguaje y comunicación.
  • Hay que tener presente que estos síntomas tienen un impacto negativo en el sueño. Según la experiencia de la Dr. Moreno, para abordar los problemas del sueño en primer lugar hay que diferenciar entre los niños que tienen buena comunicación, buen lenguaje o un nivel cognitivo suficiente como para comprender, razonar, y poder negociar con ellos, y los niños con discapacidad intelectual con los cuales es mucho más difícil interactuar.

  • En cualquier caso los problemas más frecuentes en relación al sueño son:

    • Les cuesta mucho conciliar el sueño (tardan entre 1 y hasta 3 horas para iniciar a dormir).

    • Tienen un sueño muy superficial.

    • Con mucha frecuencia presentan despertares nocturnos muy largos donde incluso están muy activos y quieren empezar a jugar como si fuera pleno día.

    • Tienen despertares tempranos por ejemplo desde las 5 a.m. ya no se vuelven a dormir y empiezan su día.
  • Estos problemas desestructuran el sueño de toda la familia ya que con mucha frecuencia los padres tienen que despertarse durante la noche para supervisar o asistir a sus hijos intentando que se vuelvan a dormir.

  • Aún siendo neurotípicos los niños TEA pueden lograr un sueño reparador y completo al igual que un niño neurotípico. Para ello es necesario, entre otras medidas, trabajar mucho la higiene del sueño, dándole la misma importancia que se le da a las terapias del día.

 

2. ¿Cómo influyen los trastornos del sueño en la conducta habitual?

 

  • Cómo indica la Dra. Moreno: «Trabajar el sueño debe de ser una prioridad en todos los niños con TEA». Una falta crónica de sueño empeora la sintomatología del TEA y a su vez los problemas de conducta empeoran el sueño nocturno, formando un circulo vicioso:

    • Paradójicamente, estos niños cuando están más cansados se muestran aún más hiperactivos.

    • A la hiperactividad se suma la irritabilidad y una conducta más difícil de controlar por parte de los padres.

    • Pocos de ellos buscarán un lugar para descansar, si no todo lo contrario, la orden de ir a la cama les generará más ansiedad.

    • Además es una falsa creencia el hecho de que acostándose más tarde (más cansados) o eliminando la siesta dormirán mejor.

  • Contrariamente a otra sintomatología que es mucho más llamativa, por falta de tiempo los problemas del sueño no siempre vienen abordados de forma habitual y exhaustiva en las consultas.

  • Por otra parte, las familias también suelen dejar en segundo lugar las cuestiones del sueño utilizando otros tipos de remedios o informando solo superficialmente a los médicos sobre como duermen sus niños.

  • El uso de cuestionarios en las consultas puede ayudar a detectar los Trastornos del Sueño (TS) más reconocibles como por ejemplo los problemas de conciliación, piernas inquietas, retraso de fase, etc. Sin embargo, para tener un cuadro completo, es necesario también obtener  información sobre la rutina y el ambiente familiar de manera detallada e individualizada.

 

3. Tratamiento y recomendaciones para mejorar el sueño.

 

  • Según el Dr. Madruga, los estudios indican que la eficacia de las medidas de higiene en los niños TEA es de un 25%. Esto porqué en muchos casos a la información sobre las medidas de higiene no subsigue un seguimiento diario necesario para el cumplimiento estricto de las mismas.

  • La experta Dra. Moreno nos da estas recomendaciones que podemos adoptar en familia para mejorar el sueño:

    • Un niño TEA necesita saber y anticiparse a lo que va a suceder durante la rutina del sueño. Para ello, técnicas visuales como el uso de pictogramas o incluso fotos de los varios miembros de la familia en sus fases de la rutina, pueden serle de gran ayuda.

    • De forma general se desaconseja el uso de video-pantallas antes de dormir, cosa que sabemos es muy difícil de cumplir para un niño con TEA. Evitar la luz azul o, en su defecto, reducir el brillo de las pantallas aplicando la luminoterapia ayudará a liberar la melatonina para prepararlos a dormir.

    • Se sabe que en el TEA la liberación de melatonina es menor y esto causa problemas con el sueño. Suministrar melatonina exógena en el horario y dosis adecuadas, ayuda a suplir este déficit de melatonina mejorando el patrón de sueño.

    • Normalmente los niños con TEA responden bien con dosis más altas de melatonina aunque siempre se recomienda empezar con dosis mínimas e ir subiendo gradualmente. Todo esto siempre bajo la supervisión de un experto y siguiendo las pautas de higiene del sueño

    • Para despertares nocturnos muy largos, añadir el triptófano a la melatonina está resultando ser un recurso muy efectivo para prolongar el sueño.
    • Un factor que podría alterar el sueño es el uso de fármacos como por ejemplo los antiepilépticos o los medicamentos para el TDAH si se suministran en la hora incorrecta, o en dosis altas.

    • Los suplementos a base de hierbas (tila, pasiflora, melisa, etc.) no son recomendables porqué no se conoce exactamente su mecanismo de acción. Además podrían tener un efecto sedante que apaga los procesos neuronales que ocurren durante el sueño haciendo que el mismo no sea reparador. «Usar métodos de sedación nunca es lo recomendable para niños con TEA».

    • El ejercicio durante el día y la siesta en la edad y horarios adecuados favorecen el sueño nocturno siempre y cuando no interfieran con la rutina del sueño.

Puedes volver a ver el directo todas las veces que quieras clicando en este link.