Mejorar el sueño en niños con TDAH tiene algunas lecciones para todos los padres.

Mejorar el sueño en niños con TDAH tiene algunas lecciones para todos los padres.

Mejorar el sueño en niños con TDAH tiene algunas lecciones para todos los padres.

Los niños con TDAH (trastorno por déficit de atención con hiperactividad) son mucho más propensos que otros niños a tener dificultades para conciliar el sueño y permanecer dormidos.  En los últimos años, se ha consolidado la evidencia de que el TDAH está relacionado con los ritmos retrasados de sueño y vigilia  (1). Los problemas del sueño se reportan entre 50 y 80% de los niños con TDAH, refiriéndose principalmente al insomnio de inicio del sueño (2) y a la somnolencia diurna (3). Para comparar, en la población infantil general, la prevalencia de problemas de sueño es de alrededor del 25% (4). Por ejemplo, un 73% de los padres australianos informan que su hijo con TDAH tiene problemas para dormir (5).

Los niños con TDAH tienen más probabilidades de experimentar problemas adicionales, como ansiedad y depresión (6, 7), que a su vez se asocian con dificultades para dormir. Algunos medicamentos para el TDAH pueden causar insomnio (8), pero aún así, los niños con TDAH que no toman ningún medicamento tienen más problemas para dormir (9) que los niños sin TDAH.

Se ha encontrado una asociación entre el TDAH y los genes CLOCK (los genes de nuestro “reloj biológico”) (10) y una ausencia de expresión rítmica en los productos de estos genes, como  BMAL1 y PER2 (11). Los genes CLOCK ayudan a regular nuestro ritmo circadiano, el reloj corporal que nos dice cuándo dormir, despertarnos y comer. Las investigaciones han demostrado que los niños con TDAH son más propensos a tener trastornos en su ritmo circadiano (12), lo que significa que les resulta difícil conciliar el sueño a la hora de acostarse.

El ritmo circadiano está influenciado por señales en el entorno como la luz solar, la temperatura y el tiempo de las comidas. La exposición a la luz artificial, especialmente a la luz azul, es un factor conocido que influye en el ritmo circadiano, ya que detiene la producción de melatonina en el cerebro. Algunos dispositivos electrónicos emiten mucha luz azul, por lo que, si los niños usan aparatos electrónicos justo antes de acostarse, es menos probable que se sientan cansados.

Un Estudio realizado por los investigadores del Murdoch Childrens Research Institute y University of Melbourne, encontró que el 36% de los niños con TDAH estaban usando dispositivos electrónicos justo antes de apagar las luces. Además de detener la producción de melatonina, los dispositivos electrónicos son a menudo altamente estimulantes, por lo que es mucho más difícil para los niños “apagarse” e irse a dormir justo después de usar estos dispositivos. Para propiciar el sueño, el uso de dispositivos electrónicos debe restringirse una hora antes de acostarse (13).  Además, los autores de este estudio notificaron que los niños que tenían buenos hábitos de sueño (incluso los fines de semana) tenían menos probabilidades de discutir a la hora de acostarse, dormían más y se sentían más alerta durante el día. Los niños cuyos padres eran más consistentes en asegurarse de que la familia se atuviera a las rutinas diarias discutían menos a la hora de acostarse y estaban menos ansiosos por irse a dormir (13).

Los datos presentados por investigadores japoneses también confirman que la supresión de la melatonina inducida por la luz en niños es mayor que la de los adultos. La supresión de melatonina en los niños fue mayor que en los adultos en condiciones de  3000 K como de 6200 K (dos condiciones de temperatura de color). La iluminación LED enriquecida con azul tiene un mayor impacto en la supresión de la melatonina e inhibe el aumento de la somnolencia durante la noche. Los autores recomiendan el uso de luz con una temperatura de color baja por la noche, especialmente para el sueño de los niños y  el equilibrio de ritmos circadianos (14).

Conclusión:  Es evidente que todos los niños (¡y los padres!) pueden beneficiarse de no usar los dispositivos electrónicos antes de irse a dormir, y al tratar de mantener un horario para acostarse y despertarse ya sea en fin de semana o en jornada escolar o laboral. Enseñar a las familias a mantener buenos hábitos de sueño cada noche puede ser una parte importante para ayudar a los niños con TDAH a manejar sus dificultades para dormir.

 

Referencias:

  1. Snitselaar MA, Smits MG, van der Heijden KB, Spijker J. Sleep and Circadian Rhythmicity in Adult ADHD and the Effect of Stimulants. J Atten Disord. 2017;21(1):14-26.
  2. Cortese S, Faraone SV, Konofal E, Lecendreux M. Sleep in children with attention-deficit/hyperactivity disorder: meta-analysis of subjective and objective studies. J Am Acad Child Adolesc Psychiatry. 2009;48(9):894-908.
  3. Lecendreux M, Konofal E, Bouvard M, Falissard B, Mouren-Simeoni MC. Sleep and alertness in children with ADHD. J Child Psychol Psychiatry. 2000;41(6):803-12.
  4. van Litsenburg RR, Waumans RC, van den Berg G, Gemke RJ. Sleep habits and sleep disturbances in Dutch children: a population-based study. Eur J Pediatr. 2010;169(8):1009-15.
  5. Sung V, Hiscock H, Sciberras E, Efron D. Sleep Problems in Children With Attention-Deficit/Hyperactivity Disorder: Prevalence and the Effect on the Child and Family. JAMA Pediatrics. 2008;162(4):336-42.
  6. Jarrett MA, Ollendick TH. A conceptual review of the comorbidity of attention-deficit/hyperactivity disorder and anxiety: Implications for future research and practice. Clinical Psychology Review. 2008;28(7):1266-80.
  7. Meinzer MC, Pettit JW, Viswesvaran C. The co-occurrence of attention-deficit/hyperactivity disorder and unipolar depression in children and adolescents: A meta-analytic review. Clinical Psychology Review. 2014;34(8):595-607.
  8. Charach A, Ickowicz A, Schachar R. Stimulant Treatment Over Five Years: Adherence, Effectiveness, and Adverse Effects. Journal of the American Academy of Child & Adolescent Psychiatry. 2004;43(5):559-67.
  9. Owens JA, Maxim R, Nobile C, McGuinn M, Msall M. Parental and Self-report of Sleep in Children With Attention-Deficit/Hyperactivity Disorder. JAMA Pediatrics. 2000;154(6):549-55.
  10. Xu X, Breen G, Chen C-K, Huang Y-S, Wu Y-Y, Asherson P. Association study between a polymorphism at the 3′-untranslated region of CLOCK gene and attention deficit hyperactivity disorder. Behavioral and Brain Functions. 2010;6(1):48.
  11. Baird AL, Coogan AN, Siddiqui A, Donev RM, Thome J. Adult attention-deficit hyperactivity disorder is associated with alterations in circadian rhythms at the behavioural, endocrine and molecular levels. Mol Psychiatry. 2012;17(10):988-95.
  12. Van der Heijden KB, Smits MG, Someren EJWV, Boudewijn Gunning W. Idiopathic Chronic Sleep Onset Insomnia in Attention‐Deficit/Hyperactivity Disorder: A Circadian Rhythm Sleep Disorder. Chronobiology International. 2005;22(3):559-70.
  13. Sciberras E, Song JC, Mulraney M, Schuster T, Hiscock H. Sleep problems in children with attention-deficit hyperactivity disorder: associations with parenting style and sleep hygiene. Eur Child Adolesc Psychiatry. 2017;26(9):1129-39.
  14. Lee S-I, Matsumori K, Nishimura K, Nishimura Y, Ikeda Y, Eto T, et al. Melatonin suppression and sleepiness in children exposed to blue-enriched white LED lighting at night. Physiol Rep. 2018;6(24):e13942-e.

This site is protected by wp-copyrightpro.com